fbpx

Prevenir una trombosis gracias al ejercicio, ¿Es posible?

Hoy en día, el estilo de vida juega un papel muy importante en la prevención de trombosis, así como de prácticamente cualquier enfermedad, por lo que, cuidar este aspecto es esencial para reducir el riesgo; ejercitarte de manera moderada y continua, ayuda a evitar cualquier tipo de padecimientos.  

Uno de los ejercicios más sencillos es caminar, ya que es aquel que se puede practicar en cualquier lugar, sobre todo para evitar una trombosis y/o una embolia pulmonar. 

Andar de una de forma progresiva y sin prisa, se vuelve una manera muy simple pero efectiva de hacer ejercicio, pero además de esto se pueden llevar a cabo otras prácticas deportivas más complejas. 

En caso de haber padecido una enfermedad tromboembólica venosa, se debe caminar sin realizar esfuerzos mayores, pues las molestias o el cansancio que puedan aparecer para alguien quien ya padeció de este mal debe ser el límite a la hora de ejercitarse.  

Por lo tanto, avanzar de manera progresiva es fundamental para mantenerse sano, sobre todo en personas que ya han padecido una trombosis. En caso de no poder caminar de manera moderada es importante mover las piernas, para favorecer una mejor circulación. 

Total
1
Shares
Nota Anterior

Julio Urías intratable en la lomita y a la ofensiva

Siguiente Nota

Santos cae en Puebla, pero es finalista

También te puede interesar