Prevé la periostitis tibial o el mal del corredor

La periostitis tibial o el mal del corredor es una lesión por sobrecarga, la cual suele aparecer en personas que realizan actividades de alto impacto o con detenciones y arranques frecuentes, como correr, saltar, bailar, o practicar baloncesto, fútbol americano o fútbol.

Esta, también puede ocurrir si una persona hace un cambio repentino en una rutina de ejercicio físico, como hacer ejercicio físico con más frecuencia o hacer un entrenamiento más intenso.

Las personas con periostitis tibial sienten dolor a lo largo del borde interno de la tibia, el cual suele aparecer durante la actividad o justo después de realizar actividad. Además de provocar inflamación y una mayor sensibilidad en la tibia.

Algunos factores que hacen que sea más probable que una persona tenga periostitis tibial pueden ser tener el pie plano, hacer ejercicio con calzado muy desgastado o no apto, sobrepeso o la poca flexibilidad en la cadera.

El diagnostico para una periostitis tibial, solo puede ser realizado por profesionales de la salud, cuando una persona tenga los síntomas ya mencionados.

El tratamiento de este mal incluye la reducción o el evitar las actividades que provoquen dolor a la persona, esto debe estar autorizado por un médico certificado, el cual avale el diagnostico inicial.

Total
3
Shares
Nota Anterior

Juventus tiene su peor arranque de los últimos 10 años

Siguiente Nota

León y Pachuca empatan en el partido del Aliento

También te puede interesar
Leer más

¿Qué es la fatiga vespertina?

Es muy normal sentir sueño o cansancio después de las tres de la tarde, tomando en cuenta que…