Los Bucaneros de Tom Brady

Cuando Tom Brady decidió dejar la disciplina de los Patriots y aventurarse en una nueva aventura como líder del barco de los Tampa Bay Buccaneers, el equipo decidió sumar al grupo de corsarios a tres elementos clave en la ofensiva que pudieran ayudar a Brady a llevarlos hasta su segundo Super Bowl.

A lo largo de los años una gran cantidad de jugadores y exjugadores de la NFL han reconocido que decidieron ir a los Patriots no para trabajar bajo las órdenes de Bill Bellichik, sino para compartir vestuario con Tom Brady, quien se ha convertido en uno de los líderes con mayor jerarquía en la NFL y es que diez Super Bowls lo avalan.

A lo largo de la pretemporada, pudimos ver como el factor Tom Brady hizo efecto en el barco pirata de Tampa Bay y como tres elementos se sumaron a una ofensiva de por si ya poderosa con nombres como los de Mike Evans, Chris Godwin o Cameron Brathe, siendo la que tuvo más anotaciones por la vía aérea en 2020, trabajaban bajo el problema que sus quarterbacks de ese momento lanzaban muchas intercepciones. Lo que cambió con la llegada de Brady.

Primero, a días de que se anunciara que Brady sería jugador de los Bucs, el ala cerrada y gran amigo del mariscal de campo, Rob Gronkowski, decidió salir de su retiro de un año y regresar a jugar a la NFL. En diversas ocasiones en los últimos años con los Patriots “Gronk” ya había mencionado que solo jugaría en un equipo que tuviera al número 12 en los controles.

Luego de ello, a unas semanas de que iniciara la temporada regular, los Jacksonville Jaguars, cortaron de manera inesperada a su corredor estelar de los últimos años, Leonard Fournette, quien siempre deseo estar en un equipo competitivo que lo pudiera llevar a un Super Bowl. Por lo que, al momento de quedar libre, no dudo ni en segundo tomar la oferta de los Buccaneers, a pesar de tener sobre la mesa otras que pudieran pagarle más dinero con cualquier otro equipo.

Por último, con la temporada ya iniciada, los Buccaneers dieron el golpe que complementó su ofensiva y decidieron firmar al receptor, Antonio Brown, esto a petición del quarterback de 43 años. Brown se encontraba suspendido por problemas de conducta y sin equipo. Sin embargo, Brown no ha dejado de contar con unas de las manos más seguras para recibir pases en la NFL. El mismo ex de los Steelers, en el pasado reconoció que había decidido llegar a los Patriots con tal de atrapar pases de Brady.

A pesar de que a lo largo de la temporada los tres no han podido destacar de manera colectiva en algún mismo juego, sí pudieron hacerlo individualmente en momentos clave en varios partidos de la campaña, y es que los tres jugadores a lo largo de la semana de medios han llegado a la conclusión de que mientras detrás de ellos esté el GOAT, ellos podrán realizar su trabajo de la mejor manera.

Total
31
Shares
Nota Anterior

Chelsea va en ascenso

Siguiente Nota

Al Ahly pondrá a temblar al Bayern

También te puede interesar
Leer más

Cam Newton desea seguir en la NFL

El mariscal de campo Cam Newton quien fue liberado por los New England Patriots unos días antes del…