fbpx

Polémica en el Universitario

El duelo entre Tigres y Atlas, por las semifinales de vuelta del Clausura 2022, se vió envuelto en jugadas espectaculares, goles y sobre todo mucha polémica arbitral.

El silbante mundialista César Ramos Palazuelos, fue el encargado de impartir justicia en el terreno de juego; sin embargo la toma de decisiones, con apoyo del VAR, fueron muy cuestionadas he incluso calificadas como rigoristas.

La primera de ellas sucedió cuando el duelo estaba 1-0 a favor del Atlas, con ventaja en global de 4-0. Corría el minuto 54 cuando Ramos Palazuelos marcó como falta un choque del defensa de los Zorros, Nervo, sobre Gignac, decretando penal.

De igual manera para el minuto 74, decretó cómo penal una jugada polémica sobre Nicolás López, que en ese momento ponía el 3-1 para Tigres, el 4-3 global.

Por último, cuando el partido agonizaba , Palazuelos pitó como falta un recargon sobre la espalda, de Ángulo sobre Rocha, dando el 4-2 final y el 5-4 para los Zorros y el pase a la final.

La actualización de Ramos Palazuelos se puede calificar de rigorista, ya que lleva a rajatabla el reglamento; señalando los tres penales con argumentos válidos, pero al ser muy cerrados es que caen en interpretación de ser catalogados como mal marcados.

Cabe aclarar que el cuadro de Tigres al concluir el partido incurrió en una alineación indebida, por lo que perderá el partido 2-0 en la mesa.

Total
11
Shares
Nota Anterior

Miguel Herrera: ”Error mío”; luego de alineación indebida y eliminación de Tigres

Siguiente Nota

“Hablar del VAR es una locura", Diego Cocca

También te puede interesar