Felipe Melo perdió la cabeza en la final del Mundial de Clubes

La gran final del Mundial de Clubes tuvo lugar en Arabia Saudí, en un partido que enfrentó a los campeones de la Liga de Campeones de la UEFA y de la Copa Libertadores. El Manchester City llegaba como gran favorito ante el Fluminense y no tardó ni un minuto en demostrar por qué las casas de apuestas lo daban como máximo candidato para levantar el trofeo, ya que Julián Álvarez marcó el gol más rápido de la historia de las finales de esta competición.

Sin embargo, incluso antes de que comenzara el partido, el defensa del Fluminense, Felipe Melo ya era tendencia en las redes sociales. Se filtró la frase que el brasileño había dicho a sus compañeros para intentar motivarlos, refiriéndose al hecho de que el equipo entrenado por Pep Guardiola ya se sentía ganador incluso antes de que hubiera empezado el partido. Esta actitud arrogante fue lo que molestó a Melo, que más tarde descargaría toda su furia contra los jugadores del Manchester City.

“¿Viste cómo estaban cuando llegaron? Riéndose y mascando chicle, pensando que ya habían ganado. ¡Carajo!”, dijo el jugador a sus compañeros. Por eso, Felipe Melo entró ya en el terreno de juego con la intención de demostrar que el exceso de confianza del Manchester City estaba fuera de lugar. Sin embargo, para su desgracia, el club inglés les pasó por encima y los apaleó con un marcador final de 4-0. Con este resultado, el equipo ganador de la Champions League se llevó a casa el trofeo del Mundial de Clubes, aunque el pitido final no puso fin a las acciones sobre el terreno de juego.

Felipe Melo, fiel a su costumbre, no pudo soportar la derrota y la superioridad de los europeos y fue a encararse con Kyle Walker, uno de los jugadores más temperamentales del Manchester City, que por supuesto no se dejó intimidar por la presencia física del defensa brasileño de 40 años. Ambos empezaron a discutir y a darse empujones. De hecho, sus respectivos compañeros de equipo tuvieron que intervenir para evitar que el conflicto fuera a más.

FELIPE MELO Y SU HISTORIAL DE PELEAS

El defensa Felipe Melo es uno de los jugadores más temperamentales y explosivos que ha visto el futbol moderno, ya que no es la primera vez que protagoniza un incidente similar. A principios de este año se enfrascó en una pelea con Luis Suárez, en un partido del Fluminense contra el Gremio. Hace un año, provocó una trifulca que acabó con cinco jugadores expulsados, incluido él mismo, contra el Flamengo.

Total
0
Shares
Nota Anterior

Manchester United en camino de una temporada catastrófica

Siguiente Nota

Sevilla en caída libre

También te puede interesar
Leer más

Chivas llegó a tierras potosinas 

Después de trabajar toda la semana en Verde Valle, este jueves Chivas llegó a tierras potosinas para su partido correspondiente…