El VAR da y el VAR quita

No es por discriminación, es por capacidad

Un nuevo torneo ha comenzando en donde las esperanzas están renovadas e intactas para que nuestro equipo favorito pueda salir campeón; pero a pesar de que algunos equipos iniciaron de buena forma, ganando y estrenando entrenador, otros empatando, con juego muy aburridos y otro como es costumbre perdiendo.

Pero, a pesar de que el torneo inició como la mayoría de torneos comienza y que ya deberíamos estar acostumbrados, con los primeros nueve juegos tuvimos una de las primera polémicas, con argumentos sólidos, además de afectó a un equipo. Nuevamente el VAR hizo de las suyas, pero recordemos que no es si no la gente que lo usa.

En esta jornada quizá no hubo tantas decisiones controversiales en la jornada, pero solamente en un partido las decisiones hicieron que el rumbo del juego cambiara completamente, luego de que el juego de Toluca contra Querétaro el árbitro, Adalid Maganda, tomó tres decisiones que cambiaron el rumbo del juego, dos que pesaron en contra del equipo visitante.

Este “nazareno” que la mayoría de la gente conoció a raíz de las múltiples huelgas pacificas que comenzó hacer en el año 2017 en donde se manifestó en contra de actos racistas que recibía en los estadios de la extinta liga de ascenso. Sobra mencionar que a pesar de consultar el VAR en lo que fue apenas su segundo juego como arbitro central en primera división, donde le quitó un penal y un gol al cuadro de Gallos.

Lo más grave es que durante el juego cometió algunos errores que hicieron notar que el juego se le estaba yendo de las manos y que en cada jugada dependía de la gente de arriba para tomar una decisión; la polémica se genera por dos vertientes, la primera, es que manifestaba que no tenía oportunidades para pitar dentro de la primera división por su “color de piel”, pero dejó claro que las decisiones no tienen nada que ver con cuestiones étnicas.

El árbitro demostró una inoperante forma de conducir el rumbo del juego, dejando claro que no lo escogen por esa s situaciones, sino que por un partido en el que en teoría sería una aduana fácil de llevar terminó siendo un desastre.

Toluca, Estado de México, 10 de enero de 2021. , durante el juego a puerta cerrada de la jornada 1 del torneo Guard1anes Clausura 2021 de la Liga BBVA MX, entre Diablos Rojos del Toluca y Gallos Blancos del Querétaro, celebrado en el estadio Nemesio Diez. Foto: Imago7/ Víctor Pichardo

Esto no es cuestión de colores, si no de capacidad, desafortunadamente por esos errores le costará al árbitro volver al círculo central, veremos cuanto tiempo tardará en regresar y sobre todo si le darán la misma confianza. Cierto es, hay muchos árbitros que se equivocan y comenten errores que quieren que el VAR les corrija, pero lo lamentable de Maganda es que ha presumido de que no se le ha dado la confianza por cosas fuera de cancha.

Argumentando que tiene la capacidad como cualquier otro y que es un acto discriminatorio que no le den la oportunidad, pero cuando se la dan y tiene que demostrar la capacidad que debe tener solamente demuestra que no lo escogen por falta de argumentos futbolísticos.

En conclusión, le cotará mucho volver a tener credibilidad después de su acto y lo que ha dicho, pero si quiere regresar a pitar en este torneo, en primera división deberá recuperar la confianza que por tres decisiones ha perdido, al menos las siguientes jornadas no lo veremos dentro del campo, veremos de cuanto será el castigo por cambiar el rumbo de un juego que era netamente intrascendental.

Total
10
Shares
Nota Anterior

Atlético sigue de líder

Siguiente Nota

Milan a Cuartos de Copa desde los once pasos

También te puede interesar