Buccaneers jugarán el Super Bowl en su casa

Los Tampa Bay Buccaneers consiguieron su pase al Super Bowl LV al derrotar 31-26 en el Lambeau Field a los Green Bay Packers. Los Bucs serán el primer equipo que juegue el Super Bowl en su estadio, el Raymond James Stadium.

Tampa Bay pegó primero al inicio del partido con un pase de anotación de Tom Brady para Mike Evans. Pero fue en el segundo periodo cuando el juego tuvo el mayor número de puntos en el partido.

Pues Aaron Rodgers encontró en las diagonales a Marquez Valdes-Scantling para poner el 7-7. Luego, Leonard Fornette, se escapó 20 yardas hasta la zona de anotación y aumentar la ventaja 7-14 para Tampa.

Luego de ello, Mason Crosby acercó a Green Bay con tres puntos en el marcador, pero luego, los Bucs se despegaron aún más luego de que Brady encontrara en la zona de anotación a Scotty Miller y poner 10-21 al final del segundo cuarto.

Ya en la segunda mitad, la defensiva de Tampa Bay interceptó a Aaron Rodgers y los Bucs aprovecharon la entrega de balón para aumentar los puntos en el marcador a 10-28. Después de ello, los Packers se acercaron en la pizarra con un pase de anotación de Rodgers para Robert Tonyan.

Y luego los Packers se acercaron aún más con un touchdown de Aaron Rodgers para Davante Adams. Sin embargo, el equipo de casa no supo capitalizar dos intercepciones que tuvo Tom Brady, lo que le dio la oportunidad a Tampa para anotar tres puntos más y poner el marcador 31-23.

Green Bay se acercó de nueva cuenta a la zona roja, pero la defensiva de los Buccaneers se cerró para no permitir el touchdown de Green Bay en tercera oportunidad y el head coach de los Packers, Matt Lafleur, decidió y por tres puntos y confiar en su defensiva para recuperar el balón, sin embargo, ya no pudieron realizarlo.

Con esta victoria, los Buccaneers se convierten en el primer equipo en llegar a un Super Bowl el cual se va a disputar en su estadio, al mismo tiempo que el QB del equipo Tom Brady, jugará su décimo partido por el campeonato de la NFL.

Total
10
Shares
Nota Anterior

Pipi, la promesa japonesa del Real Madrid

Siguiente Nota

Superliga Europea pierde fuerza

También te puede interesar