Oribe Peralta: El jugador que nunca debió haber llegado

Este martes el Deportivo Guadalajara anunció que Oribe Peralta no formará parte del equipo Rojiblanco debido a que se le termina el contrato, una decisión que llegó dos años tarde.

A decir verdad, Oribe nunca debido de haber llegado al Guadalajara, en 2019 arribó con 35 años de edad, un tiempo en donde las cualidades futbolísticas ya no dan para un alto rendimiento, sin embargo, el anterior dirigente, José Luis Higuera tomó la historia de Chivas y le valió, contratando a un jugador que iba a dar poco o nada.

Obviamente se contrató al jugador debido a que llegaba gratis procedente del América, primer gran error en contratarlo, segundo la edad, tercero el sueldo, un jugador que cobraba 200 mil dólares mensuales y que se convirtió en el jugador con mejor suelo en Chivas sin jugar un partido completo.

Dos tristes goles, uno de ellos en Copa, que, además, uno fue de penal, jugó un total de mil 224 minutos, como dije, ningún partido completo.

A pesar de todo lo mal que se hizo en esta contratación, Chivas le fue fiel a su tradición, la tradición de llevar a jugadores que su buen momento ya había pasado, como lo hicieron con Luis García, Ricardo Peláez, Jared Borgetti y Carlos Hermosillo, jugadores que solamente fueron a cobrar y pasarla ‘bomba’ en la perla.

Oribe debe estar muy agradecido con Chivas por todo lo que le dio, aseguró su futuro, se pasó las mejores vacaciones que alguien puede soñar, incluso fue la envidia de la afición Rojiblanca, que te pagaran por solo presentarte a Verde Valle, concentrar con el equipo y ver los juegos en un lugar privilegiado.

Por dignidad, Peralta no debió de llegar al Guadalajara, se sabía que salía de América por lesiones y pobre desempeño, de aquel Oribe que dio la medalla de oro y calificó al mundial de 2014 no quedó ni la sombra.

Si Chivas quería desquitar el sueldo de Oribe y que le rindiera como en sus mejores tiempos debieron contratarlo en 2012 o 2013, pero como de costumbre América les comió el mandado y les dio un cartucho quemado que lo más trascendental que hizo fue cargarse a la bolsa millones de dólares por solo presentarse a trabajar.

Total
9
Shares
Nota Anterior

León afina detalles rumbo al arranque de los cuartos de final

Siguiente Nota

Puebla se alista para el arranque de los Cuartos de Final

También te puede interesar