Miguel Marín: Máximo ídolo de Cruz Azul

José Miguel Marín Acoto, nacido el 15 de mayo de 1945 en Córdoba, una provincia de Argentina, lejos, muy lejos de ahí triunfaría y sería leyenda de un equipo en México, al que llegó en 1971 y donde escribió su nombre en letras doradas, sin duda es el máximo ídolo de Cruz Azul.

Miguel Marín llegó a Cruz Azul luego de jugar en Vélez Sarsfield, por recomendación de Panchito Hernández, Guillermo Álvarez Macías viajó a tierras argentinas para adquirir a quien sería un fenómeno en el arco.

El que años después le apodarían el Gato por sus enormes reflejos, debutaría el 25 de diciembre de 1971 ante Chivas, curiosamente ante ese mismo equipo se retiraría 10 años más tarde por problemas de salud, mismos que le hicieron perder la vida el 30 de diciembre de 1991.

Después de su atropellada llegada sería campeón en la primera temporada, aquella mítica final ante América en junio de 1972. La Máquina se alzaría con el título tras golear 4 – 1 a los Azulcremas, ese sería el primer campeonato de un sinfín de títulos de Marín.

En el año de 1973 el cronista, Ángel Fernández, lo bautizó como Superman, esto ya que sus lances y atajadas emulaban al superhéroe, inclusive, en varias ocasiones mencionaba que “no veía la atajada solo la capa volando”.  Pero este sobrenombre también nació en Argentina, Jorge Ventura le platicó a Fernández sobre el sobre nombre mismo que hizo suyo.

La gloria no se puede presumir sin la derrota, así le pasó a Marín. El 23 de mayo de 1976 vivió uno de sus peores momentos en una cancha de futbol. Un autogol inédito, en un juego ante Atlante intentó hacer un despeje, trató de hacer un movimiento de finta, pero algo falló, el balón se incrustó en la red de su propio arco. Los periódicos al día siguiente no lo podrían creer, con un titular que decía, ‘Autogol increíble de Marín’. Pero como como todo un caballero, Superman dio su explicación.

“Traté de jugar rápido para sorprender al equipo contrario, pero me adivinó la jugada un jugador de Atlante y quise rectificar la trayectoria del balón en el aire, desgraciadamente lo tiré dentro de mi propia portería y fue gol”.   

Catalogado el mejor portero extranjero en la historia del futbol mexicano Miguel Marín jugó 319 partidos entre 1971 y 1981.

Miguel Marín conquistó cinco títulos con la Máquina, siendo uno de los máximos ganadores en la historia de Cruz Azul, además de un campeón de campeones y una Copa de la Concacaf.

Superman, el Gato o simplemente Miguel Marín pusieron su nombre en la historia de Cruz Azul, se convirtió en ídolo y referente con sus lances para lucir esos suéteres que tiempo después recrearía el mismo equipo en homenaje a su máxima figura.

Total
0
Shares
Nota Anterior

Recuento 2021: El dominio regiomontano en el fútbol femenil

Siguiente Nota

Barcelona, el equipo con más casos positivos

También te puede interesar

León tendrá nuevo estadio

Este jueves mediante un comunicado Grupo Pachuca dio a conocer la compra del Estadio Nou Camp, recinto en…